Cómo tener éxito en el GYM

Todos deseamos que en la hora de entrenar, poder aprovechar ese tiempo al máximo y hacerlo de forma exitosa. Pero ¿Como lograr un entrenamiento con pesas exitoso?

Verán, hay diversos “secretos” para aprovechar al máximo este tiempo de entrenamiento, para lograr sacar al máximo tu rendimiento y lograr tus objetivos.

Tener ese llamado “éxito” en tu rutina de gym es algo que muchas personas ya están logrando y que tú también puedes lograr si te lo propones. Ya que no se trata de ser más fuerte o tener más tiempo. Simplemente se basa en unos conceptos más relevantes que hacen la efectividad y el mayor aprovechamiento.

Cómo obtener resultados en el gym

Hacer ejercicio con pesas, es una forma ideal para descargarnos y liberar tensión, pero a su vez hay que tener en cuentas ciertos aspectos para lograr tener una rutina de éxito.

No basta solamente con llevar toda esa furia, o hiperactividad, o descargo que necesitamos depositar para lograr un entrenamiento exitoso con pesas. Lamentablemente no funciona así.

Así bien, te voy a nombrar todos los consejos que necesitas saber para poder corregir tus errores, y lograr  alcanzar tus metas lo antes posible.

  1. Como primer consejo es establecer objetivos realistas. No quieras subir de peso en las mancuernas todas las semanas para “sentirte bien”.

Al ponerte objetivos claros y realistas, alcanzables y a mediano plazo, te servirá de mucha motivación para realizar un progreso de forma lineal. Ojo! No digo que no hay que tener grandes aspiraciones, o no pensar en grande… para nada!! Solo digo que mientras pensemos en grandes, debemos ponernos objetivos más pequeños.

Recuerda: pequeñas victorias conducen a las grandes victorias!

  1. Otro consejo que recomiendo ampliamente, es la supervisión de manera parcial, o regular. No importa cuánto tiempo lleves entrenando, ya sean meses o años. Nadie es perfecto. Y muchas veces nos confiamos que estamos realizando un ejercicio de manera correcta, y tal vez estamos cometiendo muchos errores.

Por ello recomiendo que cada vez que dudes si estás haciendo bien o mal durante la ejecución de un determinado ejercicio, no tengas miedo o vergüenza de preguntar a un entrenador del gimnasio.

Además, es muy común que a medida que subimos de peso, nuestra técnica empeora, para lograr levantar ese peso. Por ello, es mejor tener una mirada de afuera, y ser abierto a todas las correcciones, no ser testarudos ni creídos.

Una cosa que la gente suele pasar desapercibido es no prestarse atención a unos mismo/a.

Por ello aquí hago hincapié en estudiarse a uno mismo. Pero…¿ A qué me refiero con esto?

Bueno en primero lugar, es conocer tus límites. Esto nos ayudará a establecer nuestros objetivos, conocerlos, y alcanzarlos. Para así luego, expandir tus límites. Y así establecer objetivos nuevos.

Hay gente que no entiende este tema del todo bien. Muchos toman la frase de Marilyn Monroe que dice “Una chica buena conoce sus límites, una mujer inteligente sabe que no tiene ninguno”.

Y entonces, aplican esta frase para diversas cosas en su vida.

OJO, NO DIGO ESTOY EN CONTRA DE ESA FRASE. TODO LO CONTRARIO.

Muchas veces la uso como forma de motivación.

A lo que me refiero es que antes de usarla para criticar y cerrar nuestras mentes, hay que estudiarla. Como dije antes, hay que conocer nuestros límites, para así establecer nuestros objetivos iniciales. Luego alcanzarlos, y establecer nuevos. Y aquí es donde se aplica esta frase… al alcanzar nuestros objetivos, estamos expandiendo nuestros límites. Siempre salimos de nuestra zona de confort y vamos poniéndonos objetivos nuevos. Por lo tanto, si es real. “Una persona inteligente sabe que no tiene límite alguno”. Siempre estaremos avanzando…

Volviendo al tema de estudiarse a uno mismo, también me refiero a leer lo que te va diciendo tu cuerpo.

Muchas veces pasamos por alto esto, y seguimos como si nada, y tal vez nuestro cuerpo está intentando decirnos algo.

Por ejemplo, el año pasado, estaba en mi rutina de gimnasio. Estaba realizando pecho con mancuernas, a lo que viene el entrenador y me pregunta que estoy haciendo… Yo le respondo, press en banca con mancuerna… Y el me dice que deje las mancuernas donde estaban y busque unas mancuernas de verdad.

A lo que él se refería, es que estaba realizando la rutina solamente para completarla, porque mi cuerpo me decía otra cosa:”No estás realizando esfuerzo, no terminas cansado, no estás levantando nada”. Por ello hay que comprender cuando nuestro cuerpo nos pide basta, o nos pide más…

  1. No olvidar la dieta, es otra cosa que recomiendo mucho. Saber qué comer, cuándo comer es sumamente importante para tener éxito con nuestra rutina de pesas.

No dudes en si tienes la posibilidad, ir a un nutricionista, y contarle tus objetivos. En caso de que no puedas, hay muchas guías que te pueden servir para armar tu propia dieta.

La dieta es fundamental para el desarrollo completo de un entrenamiento. Y sobre todo par alcanzar nuestras metas, y lograr el entrenamiento esperado.

Si deseas llegar al final del entrenamiento con igual intensidad con que empezaste, recuerda llevar la dieta adecuada.

  1. Por último, el consejo que recomiendo es el de elaborar y separar bien las etapas de entrenamiento.

Si recién comienzas, hacer una base fase de adaptación.

Es importante además, que realices una rutina en base a tu objetivo no? Por ejemplo, si buscás ganar masa muscular, te enfocarás en una rutina de fuerza e hipertrofia, y no de resistencia.

No acostumbrarse siempre a los mismos ejercicios y rutinas. Es recomendable ir cambiando de rutina, cada uno o dos meses. E ir variando los ejercicios. No quieres acostumbrar tus músculos a realizar siempre los mismos ejercicios. Es importante además que cada rutina esté dividida por semanas, y que en cada semana tenga una intensidad distinta.


Recuerda que tus objetivos están ahí. Dependen de vos desarrollar un sistema adecuado para alcanzarlos más rápidos.

Y es más sencillo de lo que piensas. Solamente no quieras hacer todo tú. Busca ayuda, pedí ayuda.

Supervisa, y controla. Cada dos o tres meses, mide tus resultados, fíjate como variaste de peso en masa muscular, y cuánto en los pesos de ejercicios. Qué porcentaje estás levantando más que al principio. En qué tenes que mejorar. Qué músculo que impide progresar en los demás, y cómo puedes corregir eso.

Hacerte este tipo de preguntas, y responderlas trimestralmente te ayudará mucho para ver si vas encaminado o no.


No olvides comentar si tienes alguna duda, o si quieres agregar algo. Recuerda que es una comunidad y que debemos ayudarnos entre todos

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*